20120420

Ruta GPS en BTT - Zaragoza, Perdiguera, Leciñena, Vedado de Peñaflor, Zaragoza



La quedada ha sido en el Azud del Ebro. Luego, por el carril bici en dirección a la desembocadura del río Gállego. Continuamos por un andador que discurre paralelo al cauce hasta llegar a una pasarela de madera, por donde cruzamos y llegamos al barrio de Santa Isabel, aquí ponemos en marcha el dispositivo GPS para dar comienzo a la circular ruta de hoy.

Pasamos Santa Isabel, y continuamos dirección al barrio de Montañana y, en la rotonda, primera salida a la derecha. En pocos metros giramos a la izquierda, para tomar el camino de Ronda, luego, el de los Olmos, que nos transitará por innumerables cruces de caminos hasta la localidad de Villamayor. Cruzamos la carretera, tomamos la vereda de Villamayor, ancha pista que en su comienzo pasa por una pinada.

En este camino, y a unos cuatro kilómetros encontramos la Sabina milenaria de Villamayor: nos desviamos unos metros para detenernos y contemplar el extraordinario y viejo ejemplar de Sabina Albar, árbol simbólico y característico de Los Monegros. Proseguimos por la pista y cruzamos el Barranco del Salado, comenzamos un suave ascenso y llegamos a la carretera que une Villamayor con Farlete, nos introducimos en el asfalto girando a la derecha, pedaleamos unos metros, y a la izquierda entramos en el camino viejo de Zaragoza a Perdiguera, ancha pista de tierra que nos dejará en el zaragozano y monegrino pueblo de Perdiguera..

Salimos de esta localidad siguiendo las indicaciones hacia el radar meteorológico, enorme bola que se ubica en la cima de Monte Oscuro. En apenas dos kilómetros de tierra, después de una pronunciada curva y al terminar la bajada, tomamos a la izquierda el camino de la Cabañera, que atraviesa el llano de Leciñena, dejamos arriba, a la derecha, la Sierra de Alcubierre. 

Entramos a Leciñena por el aparcamiento que hay en las puertas de las piscinas, cruzamos la carretera. A la izquierda ponermos rumbo al Vedado de Peñaflor por el camino de Vallartosa. Esta pista en su parte final transita por el interior algunas zonas arboladas y con espesa vegetación que rompen la monotonía del recorrido y lo hacen más entretenido. Hay que dar cuenta de algunas cuestas sin más dificultad, hasta que aparece otro de los objetivos del itinerario: el Vedado de Peñaflor, atalaya y boscosa zona de recreo de este barrio Rural de Zaragoza.

Tras una pequeña parada en la atalaya del pinar iniciamos la vuelta, lo hacemos  por el camino Carbonera en dirección a la localidad de Villamayor, desde aquí a la ciudad por el itinerario de ida.

Ruta sin más dificultad que la de encontrarse con el cierzo en contra. Cabe destacar que merece la pena detenerse a ver el inmenso y singular ejemplar de Sabina blanca en el termino municipal de Villamayor de Gállego.


Zona de la ruta

El río Ebro desde el azud

El azud del Ebro

El milenario ejemplar de sabina, en el término municipal de Villamayor

Árbol característico en zona de los monegros

Torres de vigilancia en la zona recreativa y pinar del Vedado de Peñaflor

Monte Oscuro en la sierra de Alcubirre, enorme cerro presidido por una enorme bola, el radar metereológico

Al fondo, Villanueva de Gállego, desde el Vedado de Peñaflor


1 comentario:

  1. Estupenda ruta y mejores fotos, un seguidor
    David C.G.

    ResponderEliminar