20130504

Ruta BTT en Monegros: Leciñena, Barranco de San Blas, Puig Ladrón- Puerto de Alcubierre, Ermita de Nuestra Srª de Magallón, Leciñena

Cuaderno de ruta


Quedamos en Leciñena, zaragozana localidad a pie de la Sierra de Alcubierre. Con la idea de recorrer en bici el pulmón de los Monegros. Acudimos al lugar de siempre: el aparcamiento que hay en las puertas de las piscinas. Cruzamos la carretera y ponemos rumbo a la serranía, lo hacemos en dirección al Vedado. 

Tras unos kilómetros de asfalto a la salida del pueblo, pronto tomamos tierra, vamos dejando el Vedado Alto a la derecha y comenzamos una ascensión por ancha pista que marcha entre campos de cultivo cerealista, cruzamos un par de barranco sin más dificultad. Vamos camino de atacar el primer alto de la ruta; la altura se gana de forma suave, el camino remolonea hasta poco antes de llegar al pico Corona de la Reina, donde se empina algo más, llevamos 25 kilómetros. Es una ruta larga, hay que tomárselo con calma. Este monte se encuentra  presidido por gigantescos y modernos molinos de viento, a los que a buen seguro no les faltará movimiento. 

Una vez coronado, lo primero es recrearse con las vistas que ofrece su vertiente a ambos lados. Pedaleamos para abandonar esta pequeña meseta por una pista que comienza bajando, para luego continuar con numerosas cuestas, tanto de bajada como de subida: A tener en cuenta los alrededores por donde marcha la pista, son espectaculares. Finalizamos la travesía de la pequeña meseta al llegar a la explanada donde se encuentra el punto geodésico y la ermita de Santa Elena. La lisa y gran planicie de tierra está presidida por un gran balcón que otorga unas inmensas vistas del singular paisaje de Los Monegros. Se divisan las localidades de Tardienta, Torralba de Aragón, Senés, Robres y Alcubierre.

Deleitados con el entorno, nos dirigimos a otro lugar de enorme interés, el barranco de Escorihuela, conocido también como de San Blas. Enorme grieta en la tierra en mitad de un llano. Observamos la gran sima y proseguimos por pista paralela a la carretera; llegamos al puerto de Alcubierre y al alto de Puig Ladrón. En esta zona pasamos por un tramo de la antigua carretera que unía  las poblaciones de Leciñena y Alcubierre, hoy prácticamente desaparecida y llena de socavones.

Cruzamos la A-129 justo enfrente del punto por donde hemos llegado. Ahora, toca resolver y recorrer la zona más alta del recorrido. Superada la pendiente más esforzada de la ruta rodamos por las arterias principales de la sierra: de testigos enormes ejemplares de sabina albar, espesa vegetación, grandes carrasca y viejos pinares. Pedalear rodeados de tan arbolada zona hacen que la satisfacción sea plena y la fatiga de las últimas rampas más llevadera. 

En constantes subidas y bajadas, ahora sin más dificultad, comprobamos lo bien que le ha sentado a la sierra las últimas lluvias. Así, sin más, disfrutando de la colorida estampa, nos introducimos en un pequeño bosque de pinos para dar cuenta de unas frondosas sendas que discurren por estrechos y zigzagueantes tramos. Luego, ponemos rumbo a la ermita de Nuestra Señora de Magallón, santuario de los Leciñenenses. El ascenso para llegar al afamado templo y hospedería, resulta algo pesado, los kilómetros acumulados pasa factura. 

Interesante ruta para recorrer parte de las zonas más arboladas de la Sierra de Alcubierre, pulmón de La Comarca de Los Monegros. El estratégico mirador de la ermita de Santa Elena es ideal para apreciar el singular y extraordinario paisaje monegrinos. Este territorio ha sido denominado de innumerables formas, yo me quedo con Monegros desierto vivo. Hoy, más vivo que nunca.


Zona de la ruta


El sol apareció durante la reunión previa a la salida, cosa de agradecer


A los monegros también llega la primavera

Buenos caminos y trigales

El mirador de la ermita de Santa Elena

Parada junto a la mesa de interpretación de la zona y la ermita

Amplísima vistas de numerosas poblaciones monegrinas

Ermita de Santa Elena

Los monegros queriéndose vestir de verde

En los bordes del barranco de San Blas, aquí toda precaución es poca

El barranco hacia la zona norte...

... y hacia el sur

Parada en una bonita zona de pinos, carrascas y sabinas
  
Ermita de Nuestra Señora de Magallón, en las afueras de Leciñena
  Ampliar


3 comentarios:

  1. Haces con tus fotos y crónicas que visitemos el lugar por donde pasas. Porque yo si voy en bici, para esta ruta necesito dos días, jejeje. Pero la tengo en mente. Me encantan los Monegros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Atrévete, si te parece larga hay multitud de pistas para acortarla que te llevarían al punto de partida. Eso sí, siempre en compañía. En el blog hay rutas de menos kilómetros por la misma zona. Saludos.

      Eliminar
  2. Veo que sigues currándotelo. Sigo muchas rutas. En cuanto pueda me pierdo por los Monegros, tienen buena pinta las rutas de por allí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar