20120819

Ruta en Bici de Montaña por los Miradores de Ordesa: Torla, Broto, Buesa, Miradores, Torla


Comenzamos, en la localidad oscense de Torla, entrada al corazón del Pirineo aragonés. El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Lugar emblemático de Aragón. Uno de los primeros espacios naturales protegidos de España reconocido como Patrimonio de la Humanidad. Tras dejar el coche en el parking; nos ponemos en marcha por carretera hacia las localidades de Broto y Buesa. Recorremos 7 kilómetros de asfalto y entramos en Buesa, nada más pasar el cartel con el nombre del pueblo, a la izquierda tomamos una pista de tierra denominada la Caña, que nos subirá ganando altura de forma progresiva a la de las Cutas. 

La pista forestal de la Caña discurre por una frondosa, silenciosa e impresionante zona boscosa de hayas y abetos. Pegadas a nosotros, las verdes y húmedas laderas cubiertas de helechos, nos acompañan en el cadencioso pedaleo. Sin más ruido que el respirar y el rodar, vamos ganando altura, el último tramo es el más esforzado de toda la ruta. La satisfacción es plena, uno intuye que la recompensa será extraordinaria y que las pulsaciones de más, no son sólo por la fatiga.

Es recomendable afrontar la subida con calma, disfrutaremos más de los privilegiados parajes por los que pedaleamos, del entorno natural y del espectáculo cromático de la flora de alta montaña. Son más de 17 kilómetros de ascensión en el que se acumula un desnivel importante, el camino a veces presenta mucha piedra suelta (pizarra) sobretodo en el tramo final, donde la pista se torna senda. Sumadas ambas cosas, en los últimos metros cuesta ciclar, pero con buena forma física y algo de técnica "Bikera" se puede pedalear en su totalidad. 

Continuamos y pasamos por la famosa Punta Acuta a 2.248 metros de altitud. Luego, como colofón, accederemos a los espectaculares miradores con vistas al Parque Nacional de Ordesa. Una vez visitados los dos balcones, uno sólo puede exclamar palabras de sorpresa y admiración. Las panorámicas que se divisan son, inmensas, colosales. Para los que no conocían el lugar, casi inimaginables. El enorme paraíso natural, protegido desde 1918, nos deja maravillados. 

Tras recorrer la distancia que separa los dos miradores por la Sierra de las Cutas, el trayecto, a más de 2100 metros de altitud, otorga unas sensaciones, que se podrían denominar "paseo por las nubes". Deleitados, volvemos para llegar a la ancha pista que nos transitará en fuerte bajada a Torla. El descenso finaliza en el puente de la Glera, junto al Camping Río Ara; tiene fuertes pendientes y pronunciadas curvas en todo el recorrido, la pista marcha con algunos tramos pedregosos y con tierra suelta. Lo que obliga a no distraerse. Además, en la parte final y próxima al río, es fácil encontrar vehículos y caminantes en ambos sentidos, lo que obliga a ser aún más prudentes y respetuosos con los senderistas.

Circular ruta, con vista al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Única, sorprendente, extraordinaria e increíble. A tener en cuenta que toda precaución en los alrededores de los miradores es poca.

Zona de la ruta


Torla, lugar del comienzo de la ruta


Al finalizar la pista de La Caña, tomamos la de Las Cutas



Impresionantes vistas. Ahora toca disfrutar

El Parque Nacional de Ordesa...

...todo un espectáculo

Extremar la precaución obligado

Un descanso



La pista que nos dejará de nuevo en la localidad de Torla


Poco antes de llegar a Torla, a la altura de la ermita de Santa Ana


Característico prado de siega con borda

9 comentarios:

  1. Felicidades, una ruta espectacular. Conozco bastante el parque por haber hecho mucha montaña por la zona y no deja de agradarme.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ángel, así es, por mucho que visitemos Ordesa, nunca deja de sorprender. Una maravilla.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Tremenda e impresionante ruta!!. Maravilla de sitio.
    David G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de lo mejor. Como bien dices, una ruta que permite observar el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, una maravilla.

      Eliminar
  4. Es leer la descripción de la ruta, ver las fotos, y solamente tengo una idea: prepararme para poder disfrutar en bici de tan magnífico lugar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Acabo de encontrar el blog (es que no me acordaba del nombre), soy el que se os unió en la subida. Fotos espectaculares. Muchas gracias por dejarme acompañaros.
    Si no pasa nada el año que viene vuelvo por aquellos parajes, que te ponen como un toro. Las montañas de Albacete parece que han encojido, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias a ti, que gran día de bici pasamos. Sería estupendo volver a encontrarnos por los caminos. Es cierto que cuando uno baja del Pirineo, todo parece pequeño.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Muy buena ruta, la copio para hacerla en otoño... gracias por compartila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer compartirla. Esta zona en Otoño es aún más espectacular, presenta colores únicos. A tener en cuenta las primeras nieves.
      Saludos.

      Eliminar